La desnutrición aguda es una condición en la cual ocurre una pérdida de peso corporal o un estancamiento de la ganancia de peso esperado como parte del crecimiento normal en el niño. Hay dos grandes grupos de condiciones por las que ocurre la desnutrición aguda: a) Primaria: causada por insuficiencia alimentaria (escasez aguda de alimentos o mala calidad de los mismos) y                        b) Secundaria a otras enfermedades o a condiciones congénitas: las infecciones producen  sobre el organismo un desgaste metabólico, y, en general, reducen el apetito lo que resulta en insatisfacción de los requerimientos corporales. Las enfermedades gastrointestinales aumentan las pérdidas de nutrientes. Generalmente las enfermedades congénitas dificultan una buena alimentación o incrementan las necesidades nutricionales.

En los registros de salud se define como “CASO” de desnutrición aguda cuando el peso del niño está muy por debajo de los límites normales esperados para su talla (mientras más lejos de lo esperado, el caso es más grave). También se define como caso grave aquél en el que al examen clínico se encuentra con edema (kwashiorkor) que suele acompañarse de otros signos en la piel y cabellos; así como cuando el niño ha sufrido un adelgazamiento que a simple vista se observa solo “piel y huesos” (marasmo). En algunos niños ocurre una combinación de kwashiorkor-marasmo.

Cuando los factores de riesgo que favorecen la aparición de la desnutrición aguda permanecen o se repiten, una misma persona puede sufrir varios episodios de desnutrición aguda y aparecer como “caso” en varios momentos en los registros de salud. Por ello, generalmente, en los reportes puede ocurrir que el número de casos que se acumulan en un período sea mayor que el número de personas que resultaron afectadas.

Los niños que sufren de desnutrición aguda tienen mayor riesgo de muerte, ya sea por la misma desnutrición o, como sucede más frecuentemente, por complicaciones de otras enfermedades, particularmente infecciosas, debido al debilitamiento orgánico y especialmente por la disminución de las defensas.

Por otra parte, cuando un niño que sufre de desnutrición aguda no es recuperado oportuna y completamente y además, si es recuperado tiene repeticiones de episodios de desnutrición aguda, puede desarrollar desnutrición crónica o agravarla.

Semana Epidemiológica 23
-Del 02 al 08 de junio de 2024

 

13622     6
     Casos de desnutrición aguda                   fallecidos

Situación Epidemiológica de la Desnutrición Aguda (DA) en niños menores de 5 años.
Fuente: Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSPAS). *Datos preliminares sujetos a cambios según confirmación de unidades de salud

¿Qué es la Vigilancia Nutricional?

Proceso basado en el análisis de datos sectoriales y multisectoriales de utilidad para el mejoramiento de la situación alimentaria y nutricional. La información de alimentación y nutrición es utilizada para describir, cuantificar y predecir dónde están y cuándo aparecen los problemas alimentarios y nutricionales, y así mismo, detectar quiénes son los grupos más afectados con el objetivo de dar una respuesta oportuna.  Desde el año 2013, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social viene implementando la vigilancia pasiva y activa de la morbilidad y mortalidad de la desnutrición aguda (DA), en niños menores de 5 años como grupo priorizado.  Fuente:  Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. (2018). Protocolo de Vigilancia Epidemiológica Desnutrición Aguda.

Casos de Desnutrición Aguda, serie 2021-2024* -acumulados a la misma semana-, SE 23

_

Tablero sala situacional de desnutrición aguda

_

*A partir de 2020, se implementa la modificación al sistema que traslada los datos automáticamente del cuaderno 5a por lo que las Áreas de Salud deben hacer la validación y verificación de dicha información.

*A partir de la semana epidemiológica 43 del año 2021, se reporta disminución del número acumulado de casos de desnutrición aguda, porque el personal de las Áreas de Salud está revisando y validando las bases de datos.